No solo por su trayectoria, sino porque ya tiene estilo propio, porque cada obra suya tiene una historia que convoca, y porque sus pinturas, que comienzan a verse desde lo básico (el color y las formas) lo terminan a uno enrollando en torbellinos de pensamientos y debates espinosos, es uno de los mejores artistas del Cauca.

Jafeth nació en el Patía, reside en Popayán y vive del arte. Su obra ya es celebrada en Europa, especialmente en Alemania, Suiza, Suecia y Austria donde ha viajado a exponer varias veces en los últimos diez años. A nivel nacional, sus obras han servido para ilustrar cartillas de salud, evangelización, derechos humanos, novenas, poemarios, libros, afiches y murales (entre otros). Pero para ver una muestra de ellas, no hay que ir a las galerías o a su taller. Siete municipios del Cauca ya cuentan con un mural pintado para la posteridad, por este maestro de maestros.

Los murales

“Pintemos la Vida, Pintemos la Esperanza, Pintemos un Mural”, fue el lema que usaron diferentes instituciones para convocar a los habitantes de los municipios de Popayán, Rosas, Patía, Mercaderes, Bolívar y Florencia (Cauca) para pintar un mural frente a las plazas de mercado o la entrada del pueblo. Más de 300 artistas locales fueron sus ayudantes, y la temática fue consultada a la ciudadanía con la intención de recuperar los valores más sagrados de cada municipio; pero al mismo tiempo, dejando un mensaje cuestionador en temas como la niñez abandonada, la violencia, la pobreza, el desplazamiento, etc.

Diario del Sur – Revista Reto
San Juan de Pasto, Domingo, febrero 6 de 2005
Por: Marco Antonio Valencia Calle